Tarta de queso al horno

La tarta de queso es una de las preparaciones más consumidas a nivel mundial. Una de las ventajas que supone la preparación de este afamado postre es que presenta distintas opciones de cocción. Esto permite que pueda ser elaborado por casi cualquier persona. En este post, apunta a continuación los tipos y las recetas de tarta de queso al horno, una de las variantes más especiales que existen.

Mejores tipos de tartas de queso al horno

Al momento de cocinar una tarta de queso al horno, la imaginación es el límite para lograr un delicioso sabor. La integración de los quesos con el azúcar y otros elementos hace que el postre adquiera la consistencia deseada. Algunas de las mejores recetas que existen se resumen de la siguiente manera:

Tarta tradicional y súper fácil

Tarta de queso al horno tradicional

Esta es quizás la forma más común de preparar una deliciosa tarta de queso, una receta que conserva muchos aspectos de la preparación original. Sobresale por lograr un resultado asombroso que se puede degustar con café o té. Para la elaboración necesitas:

  • Engrasar un molde para tartas con mantequilla y colocar papel vegetal para horno, lo que facilita el desmolde. También, puedes precalentar el horno a 200 ºC.
  • En un bol incorpora 350 gr de tu queso favorito, tipo philadelphia es el más recomendado, y 2 huevos grandes. Luego, añade 175 gr de nata para repostería, 100 gr de azúcar y por último 40 gr de harina. Todos los ingredientes a temperatura ambiente.
  • Seguidamente, emulsiona todos los elementos hasta que la mezcla quede homogénea y sin grumos. Se recomienda no batir en exceso para que no pierda esponjosidad.
  • Verter la preparación en el molde y hornear por 45 minutos o hasta comprobar que está lista. Al estar fresca, desmolda y refrigera hasta el día siguiente que es cuando está más deliciosa. Se puede decorar con mermelada o el sirope de preferencia.

Receta de tarta de queso esponjosa

Tarta de queso al horno esponjosa

Otra de las recetas de tarta de queso al horno que a muchos encanta es la que queda esponjosa. Tiene la consistencia de pastel, pero con un espectacular sabor a queso y una textura que deleita el paladar. Los pasos para lograr este postre son:

  • Empieza por precalentar el horno a 160 ºC, engrasar el molde con mantequilla y colocar papel de horno. Esto facilita la cocción y desmolde.
  • Luego, separa las yemas de las claras de los 4 huevos que lleva la preparación. En un bol, añade las claras e incorpora 125 gr de azúcar. Bate hasta obtener el punto de nieve.
  • En otro bol, añade 500 gr de queso philadelphia, 250 ml de leche, las yemas de los huevos, 5 gr de polvo de hornear, 125 gr de harina de trigo y vainilla al gusto. Mezcla bien hasta que no haya grumos.
  • Para culminar, une las dos mezclas con movimientos envolventes y sin manipular de más para evitar reducir el aire que se ha incluido en las claras. Luego, vierte sobre el molde y lleva al horno por 40 minutos.
  • Cuando esté listo, apaga el horno, entreabre la puerta y deja que se termine la cocción. Al estar fresca, desmolda y refrigera, puedes decorar con lo que desees.

Tarta cremosa al horno

Tarta de queso al horno cremosa

Existe una de las variantes de tarta de queso al horno que es súper cremosa y tiene un aspecto similar al cheesecake. Destaca por la suavidad del queso, lo que la hace única. Los pasos para la preparación son:

  • Engrasa una base para tarta y coloca papel para hornear. Precalienta el horno a 180 grados.
  • Ahora, toma 200 gr de galletas tipo María o digestive y tritúralas con la mano o en la licuadora. Luego, mezcla con 120 gr de mantequilla derretida hasta obtener una masa homogénea, la cual debe servir de base en el molde. Refrigera.
  • En un bol, mezcla 600 ml de nata, 600 gr de queso crema tipo philadelphia, 250 gr de queso fresco, 4 huevos y 300 gr de azúcar. Remueve hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Ahora, vierte la mezcla sobre la masa de galletas e introduce al horno por 40 minutos. Pasado el tiempo de cocción, deja reposar y luego refrigera por varias horas, de un día para otro es lo recomendable.
  • Desmolda, decora con mermelada y sirve con bolas de helado. El resultado es asombroso.

Tarta salada

Tarta de queso salada

Una de las variantes al horno que debes probar es la salada. Esta se acompaña con ensalada fresca para un delicioso almuerzo o cena con amigos. La forma de preparación consiste en:

  • Cubrir un molde con grasa y colocar masa quebrada en todo el fondo, fijando correctamente en el área de los bordes. Coloca algunas legumbres e introduce al horno, precalentado a 180 grados, por 10 minutos.
  • En un bol, integra 200 gr de queso cremoso tipo philadelphia o requesón, 100 gr de queso manchego o cheddar, 2 huevos, 4 cucharadas de mantequilla, sal y especias en polvo. Mezcla hasta obtener una consistencia homogénea.
  • Retira la masa del horno y extrae las legumbres. Deja reposar y vierte la mezcla de queso. Introduce al horno por espacio de 40 minutos o hasta que esté dorada, en minutos estará lista para servir.

En conclusión, son muchas las variantes de tarta de queso al horno que puedes realizar en casa. Despliega tu creatividad y combina sabores con la delicia del queso para complacer el paladar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.