Tarta de queso con arándanos

La tarta de queso con arándanos se prepara con una base de galletas, relleno cremoso y una superficie dulce. Tiene un agradable sabor y la puedes hacer fría o natural. Si eres de los que disfrutas de este postre en cualquiera de las versiones, descubre en este post cómo hacer esta deliciosa receta de forma sencilla.

Receta básica de tarta de queso con arándanos

Receta básica de tarta de queso con arándanos

Los arándanos son pequeñas bayas color negro azulado con un sabor ácido, que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Son ideales para la elaboración de tartas de queso, ya que le aportan un exquisito gusto a todos los ingredientes dulces que se emplean en la receta. Para degustar esta combinación de sabores necesitas:

Ingredientes  

Esta receta es para 4 comensales e integra los siguientes elementos:

  • 600 gr de queso de untar Philadelphia.
  • 450 ml de nata líquida o crema de leche.
  • 170 gramos de galletas dulces María y 70 gr de mantequilla.
  • 250 gramos de mermelada de arándanos.
  • 1 vaso de agua.
  • 5 cucharadas rasas de azúcar.
  • 1 sobre de gelatina de limón.

Preparación  

Para empezar con la receta, tritura las galletas y mezcla constantemente con la mantequilla derretida. Deposita esta base en el molde, extiende uniformemente, hornea por 10 minutos a 200 º C, retira y deja enfriar.

Ahora, procede a la preparación de la crema de queso. En un bol mezcla la nata, azúcar y el queso hasta que estén disueltos. Calienta el vaso de agua, agrega en la gelatina, remueve y añádelo sobre la crema de queso poco a poco.

Entonces, vierte sobre las galletas la crema de queso, introduce en la nevera y deja refrigerar por un día completo. Prepara la mermelada de arándanos con un poco de agua, calienta en el microondas 15 segundos y finaliza esparciéndola en la tarta uniformemente. Es una receta que mezcla una textura crujiente y cremosa.

Tarta de queso con arándanos fría sin horno

Tarta de queso con arándanos fría sin horno

Hacer la tarta de queso fría conserva su textura cremosa y dulce sabor, lo mejor de todo es muy fácil de hacer y la puedes preparar sin horno. Para esta alternativa del postre más consumido en el mundo necesitas:

Ingredientes

  • 200 gr de galletas María.
  • 95 gramos de mantequilla.
  • 300 gr de queso crema de untar.
  • 80 gr de azúcar.
  • 500 ml de nata baja en grasa.
  • 1 vaso de leche.
  • 4 cucharadas grandes de mermelada de arándanos.
  • Agua y un sobre de cuajada.

Elaboración

Como en la mayoría de las tartas frías, la elaboración inicia al triturar y pulverizar las galletas. Mezcla con la mantequilla ya derretida hasta que su textura sea homogénea, colócala en el molde de la tarta y refrigera. Luego, continúa con los siguientes pasos:

  1. Para el relleno, mezcla en un bol la leche, azúcar, nata, queso crema, cuajada y calienta a fuego lento hasta que haga ebullición por 2 minutos, remueve, así evitas grumos.
  2. Deja enfriar el relleno, luego viértelo sobre la base de galletas y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Introduce en la nevera por 3 horas.
  3. Elabora la cobertura al agregar a la mermelada 2 cucharadas de agua, mezcla y cocina unos 2 minutos. Deja reposar, colócala sobre la tarta y refrigera nuevamente por varias horas.

En resumen, la receta de la tarta de queso nunca pasa de moda por su agradable sabor y simplicidad en la preparación. Al estar acompañada de arándanos, disfrutarás de un rico postre en cualquier ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.