Deliciosa tarta de queso Mascarpone

La tarta de queso mascarpone es muy similar a la típica de queso crema. Sin embargo, el mascarpone al ser un queso fresco, es más suave y menos ácido que el queso crema, por lo que le da un toque excelente a la tarta.

Si quieres aprender a hacer una tarta de queso mascarpone, entonces continúa leyendo.

Te mostraremos dos variantes que puedes preparar, ya sea que prefieras hacerla fría o al horno.

¡Así que comencemos!

Tarta de queso mascarpone con horno

Esta es la tarta de queso tradicional, la cual se debe hornear para conseguir que los ingredientes cuajen y se solidifiquen.

Ingredientes

  • 500 g de queso Mascarpone
  • 300 ml de nata 35% MG
  • 150 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 50 g de maicena o harina de trigo
  • Ralladura de limón
  • 200 g de galletas
  • 100 g de margarina o mantequilla

Procedimiento

Lo primero que debes hacer será precalentar el horno a 180°C con calor arriba y abajo, de la temperatura dependerá el tiempo de cocción, también puedes ponerlo a 160°C, pero dejar más tiempo la tarta dentro.

Ahora preparamos el molde, siempre es recomendable utilizar un molde para tartas desmontable, ponemos papel de hornear en la base y por los costados o un poco de mantequilla.

Listo el horno y el molde, comencemos con la preparación.

Comenzamos.

  1. En un procesador de alimentos, licuadora o robot de cocina molemos las galletas hasta que queden como polvo.
  2. Agregamos la mantequilla al polvo de galletas e integramos, hasta que quede una mezcla homogénea.
  3. Vertemos la mezcla de galletas en el molde y la compactamos.
  4. Reservamos en la nevera.

La mezcla de queso

  1. En un bol agregamos, el queso mascarpone, la nata, los huevos, el azúcar y la ralladura de limón.
  2. Batimos a mano o con una batidora.
  3. Agregamos la harina o la maicena, tamizamos con un colador.
  4. Batimos hasta obtener una mezcla bastante líquida.

Hora de hornear

  1. Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno por 45 minutos.
  2. Pasado ese tiempo dejamos enfriar dentro del horno, con la puerta entreabierta.
  3. Sacamos y dejamos enfriar por completo, antes de llevarla a la nevera al menos 4 horas, aunque lo ideal es dejarla de un día para el otro.

Por fín, es hora de desmoldar y servir para probar esta deliciosa tarta de queso mascarpone al horno.

Tarta de queso mascarpone fría

A diferencia de la receta anterior, esta no requiere de hornos ni huevos, por lo que es más fácil de hacer.

Ingredientes

  • 250 g de queso mascarpone, a temperatura ambiente
  • 500 ml de crema de leche.
  • 200 g de galletas
  • 75 g de azúcar granulada, cantidad dividida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Pizca de sal
  • 200 g de mermelada de cerezas
  • 60 g de mantequilla

Procedimiento

Deliciosa tarta de queso de Mascarpone.

Para la base

  • Molemos las galletas en un procesador de alimentos o en una licuadora.
  • Mezclamos con la mantequilla, mejor si está derretida, hasta que quede homogénea.
  • Vertemos en el molde y con ayuda de una cuchara o las manos, esparcimos la mezcla de galletas, hasta que quede una base uniforme. Reservamos en la nevera.

Para el relleno

  • En un bol ponemos el queso mascarpone con un poco del azúcar y batimos, hasta que quede una mezcla espesa.
  • En otro recipiente, mezclamos la crema de leche con el resto del azúcar y la esencia de vainilla, hasta que quede una mezcla suave y cremosa.
  • Comenzamos a añadir poco a poco la crema de leche al queso mascarpone. Agregamos un poco y con ayuda de dedo mágico integramos de forma suave. Repetimos unas tres veces hasta completar la unión de ambos elementos.
  • Ahora vertemos la mezcla sobre la base de galleta y con ayuda de una espátula aplanamos la superficie.
  • Llevamos al refrigerador por al menos una hora para que se solidifique nuestra tarta.

Decoración

  • Derretimos en un microondas la mermelada de cerezas y esparcimos con ayuda de una espátula una capa de unos 5 mm sobre la superficie de la tarta.
  • Llevamos nuevamente al refrigerador por al menos 5 horas, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.
  • Por último, desmoldamos y servimos

El cheesecake de mascarpone, es una variación de la tarta tradicional hecha con queso crema, se puede utilizar el mascarpone en casi cualquier receta para conseguir un sabor menos ácido, característico del queso crema.

Descubre también: Tarta de queso en Microondas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.